5 libros que leí gracias a mi madre

lunes, 8 de mayo de 2017



Nunca he celebrado mucho el día de la madre o el día del padre, no me acaban de gustar estas fiestas. Pero ayer fue el día de la madre y me dio por pensar en lo que ella me ayudó e impulsó, cuando era una enana, a leer. Me compraba libros siempre que lo pedía (lo sigue haciendo hoy en día), me recomendaba libros, no me impedió que, en su momento, leyera libros que claramente no eran para mi edad, sino todo el contrario. No sé como lo hizo, pero logró que la lectura me fascinara desde el primer momento que cogí un libro (supongo que también yo puse algo de mi parte en esto xD). Y es por eso que he querido hacer esta lista hoy: Una lista de cinco libros cuya lectura, por una razón u otra, tengo que agradecerle a mi madre.

Un mundo feliz de Aldous Huxley
Esto fue cuando tenía unos 14 años. Ya había leído 1984 y le había contado a mi madre lo destrozada que me había dejado el libro y las ganas que tenía de leer otra distopía (aunque en esa época no sabía ni que habían más libros del estilo ni qué era una distopía exactamente). Ella había leído en su juventud Un mundo feliz, así que me prestó su ejemplar desgastado y me lo recomendó. Fue uno de los primeros libros de ciencia ficción que leí y fue gracias a ella.

La sombra del viento de Carlos Ruiz Zafón
Puede que a vosotros no os guste Zafón u os parezca una tontería, pero este libro en su momento marcó una etapa de mi vida lectora. Tenía 12 años y los libros que tenía de El barco de vapor y similares ya no me llenaban tanto. Fue entonces cuando me cedió este libro. Ella lo acababa de leer y me dijo que probara un libro de adulto. En ese momento me enamoré de la escritura de Carlos Ruiz Zafón y gracias a eso, no solo leí toda su obra, sino que también salí de la burbuja de Harry Potter en la que me había metido.

Harry Potter de J.K.Rowling
Eso me lleva a Harry Potter, por supuesto, uno de los libros que marcó mi infancia. No añado este libro a la lista porque mi madre lo leyera antes que yo y me lo recomendara o porque lo leyéramos juntas. Fue más bien porque mi madre, lejos de cortarme las alas y de decirme que fuera a jugar o de prohibirme leer, me compró los libros y hizo la vista gorda cuando dedicaba días enteros a leer, casi sin comer ni dormir. Me obsesioné bastante con Harry Potter, pero ella me dejó hacer, me compró todos los libros (normalmente el mismo día que salían a la venta) e incluso, un día, me dejó saltarme el colegio, ya que me había pasado la noche leyendo. Si esto no es una buena madre...

La habitación oscura de Isaac Rosa
Uno de mis regalos de cumpleaños cuando cumplí 23 fue este libro. Ella no lo había leído, pero había escuchado hablar de él en la radio y pensó que me gustaría. No sabéis lo que acertó con este libro (igual que había hecho con otros muchas veces). Y entonces, ¿por qué este es especial? La habitación oscura fue una de las lecturas que me impulsó a abrir este blog. Sin él, quizá hoy no estaría redactando esto. Y solo por eso ya merece estar en esta lista.

Tokio Blues de Haruki Murakami
Acabo esta entrada de una forma un poco especial. Ahora mismo, mi madre y yo apenas coincidimos en lecturas. Ni a ella le interesa la ciencia ficción, fantasía o literatura japonesa ni yo tengo tiempo para leer la contemporánea y clásica que ella lee. Por lo tanto, ni ella ni yo nos recomendamos libros. Sin embargo, hubo un momento en que sus intereses y los míos coincidieron y ambas leímos Tokio Blues. Ella lo leyó pese a que la cultura japonesa no le interesa en lo más mínimo (y de hecho no le gustó tanto como a mi me había gustado) y yo lo releí pese a tener muchísimos en la lista de pendientes. Sin duda un momento materno filial muy bonito.

Y hasta aquí esta lista tan personal. No son recomendaciones ni libros que os animo a leer. Algunos me gustaron en su momento y ahora no me parecen para tanto, otros han marcado algún hito en mi vida. Sin embargo, todos han estado relacionados de alguna forma u otra con mi madre, una gran lectora que, sin imponerlo, consiguió que sus dos hijas también lo fueran. 


9 comentarios :

  1. ¡Oh! Cómo no se me había ocurrido regalarle a mamá una entrada... Bueno, en parte se debe a que no está metida en la literatura ni lee mi blog ni nada parecido. Pero creo que esta tarde escribiré esa entrada y se la haré llegar. *_* Por lo menos sé que a ella le gustan los pequeños detalles.
    Muchas gracias por inspirarme, de verdad. Me parece una entrada muy bonita y especial. Cuando era pequeña no leía porque nadie lo hacía; no habían libros. Tenerlos era casi una frivolidad. No había tiempo para leer ni mucho menos dinero para comprarlos. Las únicas historias que yo conocía era las que me contaba mi abuela (a veces tenía la impresión de que las inventaba...).
    Ay, y ya me callo. :3
    Me encantó. <3333

    Gracias.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Me encanta esta entrada y como la has empezado, con ese agradecimiento hacia tu madre. En mi casa no se leía mucho, pero yo desde niña era lo que más adoraba, y mis padres siempre estuvieron ahí para apoyar mi afición.
    'Un mundo feliz' lo tengo pendiente, cada vez que leo su título me entran ganas de leerlo, no sé a que estoy esperando. Me ocurrió algo parecido con 'La sombra del viento', en mi caso me lo dejó mi tío, me dijo que era un libro especial que me gustaría. Y no se equivocaba, me fascinó totalmente y llevo años, muchos, con ganas de volver a leerlo.
    'Harry Potter' también fue muy especial para mi, y mi madre no me compro los libros pero si me llevaba al estreno de las películas. 'Tokio Blues' fue el tercer libro que leí de Murakami y no tengo muy claro que me ocurrió con él. A mi tampoco me gustó tanto como me esperaba, o como al resto de la gente.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!

    Me encanta esta idea, te ha quedado genial y muy apropiada ^^
    Fantásticos libros te ha recomendado tu madre, a mí el que antes se me viene a la cabeza es el de 1984, que también me lo había recomendando más gente pero ella me insistió mucho, y me encantó.

    ¡besos!

    ResponderEliminar
  4. Wow. ¡Qué entrada tan original! He conocido libros maravillosos gracias a mi madre. De no ser por ella, no sería la lectora que soy hoy. Me ha parecido un homenaje precioso.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Oh, qué bonita entrada!! Yo también he leído varias cosas por mi mamá y en este caso coincidimos con HP y Un mundo feliz.

    En México el día de las madres es el miércoles, así que tal vez te robe la idea. Aunque igual que a ti, estas celebraciones como que no me agradan mucho.

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué bonito post! Yo creo que no he coincidido en muchas lecturas con mi mamá, o al menos hasta hace poco. Ella siempre ha leído mucho pero nuestros gustos siempre han sido un poco diferentes en cuanto a esto de la lectura. Pero qué bonito que la tuya y tú compartan algo como esto (:

    ResponderEliminar
  7. ¡Qué entrada tan bonita y qué manera tan elegante de hacer un homenaje a tu madre! Me ha hecho especial gracia el hecho de que te dejó saltarte clases un día por haber estado leyendo, es un buen reflejo de lo mucho que la literatura debe de influir también en su vida.
    En mi caso, nadie en mi familia cercana lee (y de la lejana, nadie como yo :P), pero siempre aceptaron mi gusto por la lectura. Es bonito mirar atrás y rememorar esos momentos que te llevaron a convertirte en lo que eres ahora. Gracias por la entrada.

    ResponderEliminar
  8. Hola :) Me ha gustado mucho el motivo. Soy un hater total de la gente que felicita el día de la madre a través de las RRSS, cuando su madre quizás ni tenga, es algo incompresible. Pero esto es otra cosa. Es un homenaje a quién te metió de lleno en este apasionante mundo nuestro. Dejarte saltar el colegio por haberte quedado la noche leyendo. QUIERO A TU MADRE. Un mundo feliz, otro de esos títulos de mi lista de clásicos pendientes. Un abrazo^^

    ResponderEliminar
  9. Hola! Que bella entrada! Un verdadero homenaje, que además es sincero y se deja de las cursilerías típicas de la fecha. Me siento en parte identificada ya que creo que heredé el amor a la lectura por mi madre, quien desde pequeña fue muy lectora y recuerdo que durante casi toda mi época escolar, leía los libros que me tocaban para conversar de ellos. Sin embargo, no coincidimos en muchos gustos. Mi mamá es fan de Isabel Allende, y yo solo intenté probar uno, pero ese me basto para saber que me cargaba su estilo de narración, simplemente no podía con ella.
    Realmente un vínculo muy especial el que las une! Se agradecen este tipo e entradas diferentes. Saludos!!

    ResponderEliminar